lunes, 3 de noviembre de 2008

Las Guerras Carlistas

Para no aburriros con batallas, victorias, derrotas etc. haré un resumen de las tres guerras. Estas guerras(o al menos la última) tuvieron una gran influencia en la familia de mi padre, que contaré mas tarde.

Primera Guerra Carlista. La primera guerra civil moderna española, también conocida como la Primera Guerra Carlista, parece sacada de una película o un cuento: hacia octubre de 1830 nace Isabel de Borbón, es la única hija de Fernando VII y María Cristina de Borbón(la cuarta esposa de Fernando). En las vísperas del nacimiento de Isabel, ante la posibilidad de que no naciera un varón, el rey aprueba la Pragmática Sanción por la que se abolía la Ley Salica de 1713 que impedía reinar a las mujeres. El hermano del rey y hasta el momento su sucesor, Carlos Mª Isidro, no acepta los derechos al trono de su sobrina.

El 29 de Septiembre de 1833 el rey Fernando muere. Cuando la noticia llega a toda España comienzan los levantamientos armados que dan comienzo a la Primera Guerra Carlista. Dado que Isabel solo tiene 3 años, su madre regenta el reino.

Alrededor de Isabel se agrupan los altos cargos del ejercito, gran parte de la iglesia, el estado y el liberalismo español de la época.

Mientras que alrededor de Carlos se agrupan pequeños nobles, el clero de algunos pueblos pequeños, y muchos campesinos de unas pocas zonas del país, que creían que el liberalismo supondría un aumento de los impuestos.

Según el punto de vista moderno, los carlistas serían los malos y los isabelinos los buenos; es posible que un gobierno liberal hubiera sido mejor para el pueblo, pero en este conflicto no se luchaba por lo mejor para el pueblo: eso era lo que querían hacerle creer a pueblo. En las tres guerras carlistas se luchó por el poder como en la gran mayoría de las guerras; la primera empezó por que Carlos quería reinar y la madre de Isabel quería que gobernara su hija(que no tenía edad como para decidir si quería gobernar o no).

La segunda (1847- 1849) empezó con el fracaso en el intento de matrimonio entre la reina Isabel II y el hijo de Carlos Mª Isidro, Carlos Luis de Borbón. Es conocida también como “Guerra dels Matiners”(madrugadores); el principal escenario de batalla es Catalunya pero hubo pequeñas sublevaciones en Extremadura y Castilla, pero sin éxito. La guerra terminó con el éxodo de los carlistas hacia Francia.

La tercera (1872-1876) comenzó con el descontento de los carlistas por la llegada al trono de Amadeo I de Saboya en 1870, que renunció al trono en 1873 dejando a España bajo el gobierno de la I República , que duró un año; en 1874 Alfonso XII ocupa el trono y termina la guerra en 1876.

Es en esta en la que toma parte mi tatarabuelo José (Vila Vivó) que al que le tocó hacer la mili (con los liberales) durante la guerra. Cayó preso en Bilbao y le mandaron a la cárcel de Basauri, donde pasó dos años en prisión; pero no fueron en vano. Mi tatarabuela lavaba la ropa cerca de la prisión y allí conoció a mi tatarabuelo; cuando salió de prisión ella le estaba esperando, se casaron y tuvieron a mi bisabuelo, que fue el 5º hijo del matrimonio. Pero aquí no acaba la historia de mi tatarabuelo con la guerra. A nadie le gusta estar en la cárcel, y menos luchando para alguien que no le caía bien, así que hace jurar a sus descendientes que nadie de su familia haría nunca más la mili. Hasta el día de hoy sólo un primo de mi abuelo ha roto ese juramento (hizo la mili para aprender a pilotar un avión, aunque al final no aprendió), pero el resto se ha librado, por enfermedad, por emigración etc.

Y así es como termino esta entrada.

7 comentarios:

Ipe dijo...

Una entrada muy personal, me gustá. Creo que esta linea de investigar las huellas familiares en la historia está muy bien.
mamá

Laura dijo...

Hola Emma, esta entrada esta muy bien, lo cuentas todo pero tampoco te haces pesado, eso esta muy bien, y ademas me gusta que pongas historias familiares, lo hace mas interesante...
Besos!

elvira dijo...

Uf! cuantas fechas y nombres, recuerdo que me lo resumiste en un momento y ya me gustó, pero al igual que ahora, siempre se me olvida pronto, suerte que tengo tu blog a mano para consultas rapidas...
La historia que no se me ha olvidado es la de tus tatarabuelos, parece de pelicula, de una de esas que tanto te gustan...aunque le has puesto un final un poco brusco para mi gusto.
En fin, algo bueno habia de salir de esa ultima guerra, no?
Un beso, que siempre te lo mereces.
Elvira.

Meninheira dijo...

Hola Emmanuel :)

Te acabo de conocer por el blog de tu madre y me gustaría añadirte a mi lista si te parece bien: http://dalleuncolinho.blogspot.com/2008/08/ligazns-sobre-escola-na-casa.html

Felicidades por el blog, muy interesante.
Un beso

Daniela dijo...

Hola Emma: Hace tiempo que no pasaba por tu blog y me ha gustado mucho esta entrada. Se la hago leer ya mismo a mi hija mayor. Resumido y muy claro, exelente.
Lo de tus tara...abuelos, más que de película es de realidad. El amor siempre se escabulle entre la estúpidez humana.
Ah! lo olvidaba, te quiero recomendar un sitio, es de literatura historica, lo encontré por casualidad y me gustó mucho. Espero te sirva.
http://www.hislibris.com/
Bs.

Anónimo dijo...

Yo también soy un poco aficionado a la historia (entre otras muchas cosas) y felicito al autor de este blog por su excelente síntesis.

Aun así, y desde mi humilde opinión de diletante, no estoy del todo de acuerdo con lo de :

Según el punto de vista moderno, los carlistas serían los malos y los isabelinos los buenos; es posible que un gobierno liberal hubiera sido mejor para el pueblo, pero en este conflicto no se luchaba por lo mejor para el pueblo: eso era lo que querían hacerle creer a pueblo.

Para empezar, para mí (y aunque estoy totalmente en contra de las guerras), la historia no se trata de buenos o malos (si lo ves así estas haciendo en cierta forma partidismo) sino en una especie de proceso evolutivo (con sus altibajos) de cambios económicos, sociales, religiosos, etc...si se quiere, hasta un drama humano...pero no una peli de buenos y malos como Stars Wars u otra por el estilo, productos todos ellos (buenos, pero para entretener) de la sociedad consumista de masas ficcionizada que vivimos hoy día, y que según
mi opinión -esta sociedad- tiene mucho que ver con ser 'rebelde sin causa', quizá algo muy barojiano, en cuanto a sentir la necesidad de luchar por algo, pero en el caso de hoy día, sin haber realmente mucho por lo que luchar en comparación con antes.

Evidentemente que el estilo personalizado del autor de este blog, en cierta forma, es encomiable pues le da un gran valor literario único a la narración marcando su impronta en ella, pero le da también un tono
subjetivo (o al menos es subjetivo lo que dicen los modernos, y es aludido en el blog)...Yo, a veces,
prefiero ver la historia como algo neutro y objetivo, cuyo resultado, no es ni más ni menos, que el presente que vivimos.

De todas formas, la historia está llena de ejemplos de poderosos, tanto demagogos como conservadores, que han sido amados por el pueblo.

Saludos y Enhorabuena por tu labor.

posdata : por cierto, menos mal que hay gente que le da por condensar la historia, que no veais las parrafadas de Wikipedia, ¡no hay quien se las lea! :D

Emmanuel dijo...

Precisamente intentaba transmitir lo que has dicho. La historia, y por tanto el historiador(ya sea aficionado o especializado), deben ser siempre imparciales y ver las cosas desde cierta distancia para no desequilibrar la balanza.

Con esa frase me referia a que si hicieran una pelicula en hollywood sobre las guerras carlistas, la reina isabel seria una santa que sueña con la libertad de los españoles y su queridisimo tio un despota cruel sin sentimientos.

Esta claro que en una lucha por el poder no hay ni buenos ni malos, solo poderosos mandando a la plebe a morir por ellos.

Me alegro de que te guste mi estilo.

PS: hago lo posible por condensar por que tambien me aburro de las parrafadas interminables de la wiki :)