viernes, 22 de agosto de 2008

Tamerlán


Hoy voy a hablaros de Timur Lang. Timur en el dialecto turcomano, significa “hierro”, y Lang significa cojo en persa. Me ha llamado la atención porque comenzó su carrera militar a los 16 años, lo que no es muy significativo dentro del contexto histórico de su época, pero desde nuestra visión actual es una aberración. Sí queréis saber más podéis pinchar aquí

Fué un emperador turco-mongol del siglo XIV, nacido en Kesh, Transoxiana, Asia Central. El 10 de abril de 1336(según Wikipedia esta fecha se la saco alguien de la manga y sitúan su nacimiento entre 1320 y 1330). Muerto en Utrar, China, el 17 de febrero de 1405.

Era un noble musulmán, de origen turco, que seguramente por su admiración hacia la figura de Gengis Kan, quiso emularlo y entrego su vida a la conquista de enormes extensiones de Eurasia (de Delhi a Moscú, desde la cordillera T'ian Shan del Asia Central hasta los Montes Tauros de Anatolia), lo que hizo en poco más de dos décadas (1382 y 1405).

Todo comenzó en 1361, cuando heredo el gobierno de su pueblo, los Barlas; y después en1370, al logra el gobierno de la Uluss Chagatai (la confederación de pueblos del qanato de los descendientes de Chagatai, segundo hijo de Gengis Kan), se emplea a fondo en el logro de conquistar un imperio.

Su fama se extendió por Europa, durante siglos fue una figura novelesca y de terror, mientras que para aquellos involucrados más directamente en su trayectoria, siete siglos después, su memoria permanece aún fresca, ya sea como destructor de ciudades del Medio Oriente o como el último gran representante del poder nómada, aunque Tamerlán no pudo nombrarse rey porque la tradición exigía que sólo los descendientes de Chinggiz pudieran llevar el título de Qan y ejercer la soberanía.

Como él no era mongol, y mucho menos descendiente del Gran Qan, solo utilizo el título de amīr (comandante), acompañado con los adjetivos buzurg o kalān (grande). Pero supo hacer de su debilidad una virtud, demostrando que además de un estratega militar era un buen politico, adoptó siempre la pose de un leal sostenedor de la línea gengisida, y nombraba descendientes de Gengis Kan, aunque en realidad ellos eran títeres en sus manos y gobernaban en su nombre. Posteriormente adquirió el título de güregen (yerno real) al casarse con un princesa de la línea dinástica.

Tras una vida de batallas e intrigas políticas, en su vejez no desiste de su deseo de poder, y en Samarkanda lleva a cabo un gran qurilai, justificado en la elección de un nuevo qan títere para suceder a Muhmād Qan b. Soyurghatmish, fallecido en 1402 (805 de la era islámica). A él asisten numerosas embajadas, incluyendo la de China y la de Ruy González de Clavijo, enviado de Enrique III de Castilla. Después de unos pocos meses en la capital, comienza los preparativos para la hazaña más grande: una campaña contra China. Reúne un enorme ejército y grandes cantidades de suministros, y a fines del otoño de 1404 (807 de la era islámica) se dirige a Utrar, donde planeaba invernar. Allí moriría el 19 de enero de 1405 (807 de la era islámica) a causa de una enfermedad.

Su cuerpo fue retornado a Samarkanda y enterrado en el mausoleo de Gur-e Amir. Un equipo arqueológico soviético encabezado por M. M. Gerasimov (М. М. Герасймов) exhumó su cuerpo el 22 de junio de 1941. Reconstruyó su rostro y halló que, efectivamente, era cojo y media 1,80m de altura.

En la revista de historia Clío nº 48, leí que había ciudades que se rebelaban a Tamerlán, entonces las asediaba y asaltaba, matando a quien se opusiera a su poder, luego cortaba las cabezas de los rebeldes y las apilaba en las puertas de la ciudad, solía apilar unas 100.000 cabezas (según la revista, pero no explican como hacen el computo…) también leí en la revista que estuvo mucho tiempo buscando un sucesor, como en un cuento, llegaban a Samarkanda sabios de todas partes, pero ninguno le parecía adecuado para mantener su imperio estable, y no quería dejarlo en manos de alguien ambicioso y sin talento militar, al final no encontró a nadie digno del trono (no se quien fue su sucesor…).

En toda su vida y carrera militar solo perdió una batalla, de mas de 200 que libró, si se mira bien, la historia esta llena de grandes personajes, cada uno grande a su manera, algunos por su ambición, otros por su grandeza moral.

En un blog de cultura islámica he encontrado un chiste sobre Tamerlán que creo que os puede gustar: http://araboislamica.blogspot.com/2007/10/goha-y-tamerln.html


También hay una obra de teatro, escrita en el siglo XV por el dramaturgo Christopher Marlowe, se titula Tamburlaine the Great

La próxima semana quiero escribir no sobre personas, sino sobre un monumento que siempre me ha interesado, la gran muralla China o mejor dicho las grandes murallas chinas.


6 comentarios:

Elvira dijo...

Hay que ver, toda una vida dedicada a la guerra,y desde practicamente su infancia.
Y sabes que yo, cuando se trata de fechas, nombres y guerras, me pierdo, por eso admiro que tu seas capz de investigar y averiguar tantas cosas, aunque ya te lo digo siempre, nos lo cuentas tan bien...(y el chiste me ha gustado).
A ver la semana que viene, me pregunto que nos diras sobre esa muralla..
Hasta entonces.
Elvira.

Laura dijo...

¡¡Hola Emma!!

Vaya un personaje has puesto en esta entrada... La verdad es que voluntad tenia el hombre, ¿no? Tiene razon mi madre, yo con todo eso ya me habria hecho un lio y medio...
Tengo que decir que esta entrada esta muy bien, no como esas que se le hacian cortas a todo el mundo... jejeje

Bueno, tengo que irme, tu blog sigue gustandome mucho...

Besos!!

Laura dijo...

¡¡Hola Emma!!

Vaya un personaje has puesto en esta entrada... La verdad es que voluntad tenia el hombre, ¿no? Tiene razon mi madre, yo con todo eso ya me habria hecho un lio y medio...
Tengo que decir que esta entrada esta muy bien, no como esas que se le hacian cortas a todo el mundo... jejeje

Bueno, tengo que irme, tu blog sigue gustandome mucho...

Besos!!

Tere dijo...

me parece fantastico. es muy didactico, y aprendemos muchisimo con tus interesantes clases. ¡Sigue así, nos encantas!
Por cierto, el chiste no lo he pillado. Perdona la ignorancia, pero ya te cuento yo uno:

Van dos tomates por la carretera, y uno le dice a otro:
-¡Cuidado que viene un camión!
-¿Que?
-¡Chup!

jajajajaja, ¡que bueno! ¡y que sencillo es hacer reir a la gente!

Espero que os haya alegrado el día con este pequeño texto con un toque gracioso.
Saludos a todos los visitantes y lectores de etse maravilloso blog.

Mª Teresa

Daniela dijo...

¡Ja ja ja!! Que bueno el chiste y que sabio también.
Pues Emma, a mí la vida de estos conquistadores me pone mal, sólo imaginar una vida de guerras y guerras me descompone. Creo que me parecerá más atractiva la historia de las murallas chinas.
Y por cierto, cuantas fechas, cuantos datos uffff que trabajo!!!

Álvaro dijo...

Hola Emma, aquí me tienes, ya te dije que vendria... Me ha gustado mucho y a demas, estoy deacuerdo con elvira, que, aunque me pese decirte esto, lo explicas bastante bien. El chiste lo he visto, jeje, gracioso gracioso. Bueno "profe de historia" me pasare por aqui la semana qe biene.
Suerte con esas muerallas!
chao