viernes, 13 de junio de 2008

Cementerio de Currantes Romanos


Bueno, ya estoy otra vez aquí, hoy si que vengo con historia.

He leído una noticia en el periódico “El País”, sobre el descubrimiento de una necrópolis que han encontrado en Roma, tiene unos 2.000 años de antigüedad, es un cementerio de pobres, según los arqueólogos debían ser obreros, la necrópolis tiene 320 tumbas, todos son hombres y algunos niños, los esqueletos estaban bien conservados, con ellos habían enterrado lámparas y joyas para el viaje al mas allá.

Los arqueólogos han resaltado la importancia que tiene el hallazgo ya que ofrece una rara visión de las creencias y modo de vida de los campesinos y los esclavos, que constituían unos de los sectores más pobres de la sociedad romana.

Los restos humanos desenterrados muestran señales de los efectos de un duro trabajo en condiciones húmedas, lo que sugiere que tal vez eran empleados en instalaciones portuarias cercanas al lugar donde se ha hallado la necrópolis. Los niños encontrados sujetaban collares en sus manos, puede que para alejar a los malos espíritus. Lo que no dice el artículo, es si llevaban un “bulla” al cuello, que era el amuleto con el que pretendían proteger a la vida de los niños. No he logrado saber si las niñas también lo llevaban.

Esto me viene muy bien para mi proyecto de investigación, porque normalmente se suele hablar más sobre la situación de las niñas en Roma.

En la “Historia de las Mujeres” cuentan que durante el Imperio Romano la situación de las niñas era realmente dramática, no solo porque a los seis o siete años se consideraba que ya estaban en edad de trabajar, sino porque en el caso de las niñas y debido a un desconocimiento de la biología y a prejuicios o complejos, los romanos no podían admitir tener una hija como primogénita por lo que muchas niñas eran abandonadas al nacer en los basureros de las ciudades. Allí algunas eran recogidas para trabajar en los prostíbulos, lugares donde acuden los hombres para satisfacer sus necesidades sexuales sin crear lazos afectivos.

En cambio cuando nacía un varón, salvo que fuera deforme o se pensaba que era demasiado débil para vivir, se dejaba a los pies del padre, si el padre lo recogía en brazos era aceptado en la familia, si el padre lo rechazaba se dejaba en la puerta trasera de la casa, para que quien lo quisiera se lo llevara.

Pero a mi este articulo del periódico me ha llamado la atención, por la presencia de niños en un cementerio de obreros, lo que significa una evidencia de lo que ya sabíamos y una equivalencia con los hombres adultos de su clase social.

Las diferencias entre las tumbas de los patricios y estos restos encontrados nos hablan de las diferencia en la vida, que se mantienen hasta hoy entre pobres y ricos.

4 comentarios:

Laura dijo...

¡¡Hola Emma!! Es interesante esto...Pero creo que la entrada es muy corta, como ya te he dicho: quiero saber maaaaasss!!!
Espero que en pa proxima entrada no me dejes asi...jejeje

enga, sigue asi, que cada dia esta mas interesante esto...

muchos besos!!!

elvira dijo...

Que curioso, está claro, debia haber diferencia de clases incluso en los cementerios, pero nunca lo habia pensado. Esta vez la entrada me sabe a poco, espero que otro dia nos cuentes mas sobre el tema, o sobre las niñas en Roma.
Hasta pronto.
Elvira.

Daniela dijo...

Digo lo mismo Emma, me quedé con sabor a poco. Con respecto a ese tipo de diferencias, vaya, me he reído para mis adentros. En Valdivia, entrando ya en la ciudad, al pasar el primer puente tenemos un bonito sementerio...con el paso de los siglos tal vez alguien se pregunte, por qué ese sementerio ahí tan alejado de los otros dos que existen ahora. La respuesta es muy sencilla "Es el sementerio Alemán" En fin, Emma, espero que nos sigas contando estas cosas tan interesantes.
Besos.

Emmanuel dijo...

bueno, lo he ampliado un poco mas, no mucho pero algo es algo, espero que os guste.