domingo, 18 de mayo de 2008

Proyectos

Tengo 15 años y estoy lleno de ideas... aunque algunas son impuestas por mi madre. A las madres ya se sabe que les gusta hacer trabajar a sus hijos hoy, para que sean alguien el día de mañana.

Yo me educo en casa desde hace 6 años, lo que quiere decir que no piso un colegio por obligación desde los 9 años, pero me gustaría ir a la universidad a estudiar Historia.

Por ahora, y gracias a mi madre, estoy leyendo mucho porque me(nos) hemos propuesto escribir una breve historia de la infancia... una tontería que se me ocurrió hace tres años y ahora lo estoy pagando. Fue por esto, más o menos, que empezó todo...

"Hay un libro, mi madre lo tiene y me ha leído algunas partes, se llama “En busca del bienestar perdido. El concepto del continuum” de Jean Liedloff que habla sobre dos pueblos de la selva venezolana. Cuenta la forma en que cuidan a sus hijos. Es impresionante cómo respetan a los niños y niñas. Siempre los consuelan, y los dejan elegir que trabajos hacer y o si quieren ir de caza o hacer un viaje, ellos mezclan el aprendizaje y el trabajo.

Nosotros no hacemos las cosas tan fáciles. Los niños y las niñas más afortunadas tienen que pasar muchas horas cada día estudiando para tener un buen trabajo cuando lleguen a la edad adulta, por el contrario millones de niños y niñas pasan muchas horas trabajando en condiciones inhumanas para poder alimentarse y alimentar a sus familias; ellos y ellas no pueden pensar en el futuro.

Del pasado sabemos que los niños y niñas trabajaban y jugaban, por que en los restos encontrados por los paleontólogos, se descubren juguetes prehistóricos, comparándolo con los que realizan aún en algunas partes del mundo, como por ejemplo los restos encontrados de muñecas de arcilla (Japón 10.000 a.de C) con las que se utilizan aún como fetiches para atraer la fertilidad o alejar los malos espíritus. "
Proyecto fin de curso 2004/05

Os iré contando

5 comentarios:

Laura dijo...

¡¡Ole oleee soy la primeraa!!
Esta muy chulo Emma, y muy rojo jejeje a ver si asi aprendo yo un poco de historia... no?

Me despido,
que Clio cuide de nosotros.
(jejeje)

Laura

Daniela dijo...

Emma ¡Felicitaciones! me ha encantado tu blog y seguro seré una de tus más fieles lectoras (Puedes agregar a dos pequeñas lectoras más, es un privilegio que tenemos las madres esto de orientar hacia los buenos contenidos).
Tu comentario sobre esta infancia tan libre en Venezuela, como contraparte a la mayoria de nuestras niñas y niños que se debaten entre la explotación infantil, y la explotación social, que les prepara para la competencia profesional o para el abandono ante los requerimientos.
A ver si nos cuentas en el blog tu experiencia de educarte en casa, tu método de trabajo...en fin cosillas. También sería interesante saber por qué quieres estudiar Historia.
Estaré atenta a tus nuevos post.
Con el cariño de siempre.

Álvaro dijo...

Me parece bien esa opinion, sigue escribiendo eh... queiro ver cosas nuevas. Me ha gustado mucho lo que has escrito, se nota que tienes alma de historiados, jeje. Aver si es verdad que de mayor sea profe de historia eh...?
(Siento no aver comentado nada estos dias, ni he visto el mio, tanto ballet cansa... jeje)
Nos vemos
xao Álvaro

velvetinna dijo...

Me parece admirable que un chaval de tu edad piense así, enhorabuena.

vilmati dijo...

Me gusta mucho la idea de hablar sobre la historia de la infancia. Es mas enriquecedor que seas un niño grande el que nos lo cuente..es importante para muchos escucharte (bah ,leerte)y que des tu opinión. Yo tengo una niña, de casi 3 años. Para mi es muy importante ser abierta a sus intereses, pero sobre todo que cuando tenga tu edad esté llena de curiosidad y ganas de aprender. La educación la realiza uno mismo a lo largo de toda la vida.
Te felicito!